domingo, 1 de febrero de 2009

Gustav Klimt










Es conocido como el cronista de la decadencia y el erotismo de la Viena de fin-de-siécle.

En Klimt, la sexualidad encuentra a su poeta máximo.Gran celebrador de Eros y, por sobre todas las cosas, de la mujer como musa, vampiresa, objeto sexual y satisfacción extrema.
El arte de klimt se vió enriquecido por la contienda entre impulsos opuestos: la representación sensual y esencialmente naturalista del erotismo, y una necesidad casi subyugante por llenar la pintura con una decoración brillante e intrincada.
Publicar un comentario

Archivo del blog